Páginas vistas en total

martes, 18 de enero de 2011

Cada día llenabas mi mundo con esa simple sonrisa y que sabías lo mucho que me gustaba.
Porque eras de esas personas que podías sacarme una sonrisa en los momentos más difíciles.
Sé que tienes millones de defectos como todos los seres de este mundo pero yo no los veía.
Porque tú eras el motivo por el cual cada mañana me levanta con la alegría y el bienestar de volver a verte.
Pero ya todo cambió.
Ya no voy a ser la tonta que besaba los rincones que tú pisabas...
Ahora ya sabes lo que tienes que hacer IMBÉCIL!

No hay comentarios:

Publicar un comentario