Páginas vistas en total

jueves, 31 de marzo de 2011

.

Seguramente no quedó más solución, que separarnos a pesar de nuestro amor. Y no te niego que quizá fue lo mejor, después de todo. Para entendernos no bastaba con querer, para querernos no faltaba madurez, pero del fuego que encendimos una vez, queda el rescoldo. Que no se te olvide, el más pequeño sorbo del pasado, el sueño más querido y más soñado, el beso que nos dimos como adiós. Que no se te olvide, que mientras haya el último recuerdo es como si viviéramos de nuevo, sabiendo que tu piensas aún en mi, para poder vivir. Echo de menos esa taza de café que preparabas nada más atardecer, y los enfados que solíamos tener por tonterías. Me sobra tiempo y no sé qué hacer con él, hago proyectos que se mueren sin hacer, es que la vida no me va ni mal ni bien, sin tus caricias. Que no se te olvide, el más pequeño sorbo del pasado, el sueño más querido y más soñado, el beso que nos dimos como adiós. Que no se te olvide, que mientras haya el último recuerdo es como si viviéramos de nuevo, sabiendo que tu piensas aún en mi, para poder vivir. Que no se te olvide...

No hay comentarios:

Publicar un comentario